El valor de la gestión política

Transcribo el texto de mi artículo de opinión publicado hoy en el Diario Clarín, sobre el debate en el Congreso por la reforma previsional:

Desde que existe el régimen de reparto en el sistema previsional, es la primera vez que el Congreso discute una iniciativa que garantiza el poder adquisitivo de los haberes jubilatorios frente a la evolución de la inflación mientras que mantiene el compromiso de asegurar el 82% para los jubilados que perciben la retribución mínima.

A pesar de esa proposición sin registro histórico en décadas de vigencia del sistema previsional, el proyecto del Poder Ejecutivo no pudo ser discutido porque se impidió el normal funcionamiento de la Cámara de Diputados.

Este impedimento fue consecuencia de agresiones por parte de legisladores a sus pares -un episodio sin antecedentes en la Cámara-  y, también, por las violentas protestas en la calle protagonizadas por partidos que impugnan el capitalismo, por seguidores de la ex Presidente y por movimientos sociales diversos que descreen de la democracia representativa.

Ahora bien, ¿alcanza todo esto para explicar el fracaso de la iniciativa oficial? ¿Está el gobierno exento de responsabilidades? ¿Obró de manera apropiada? En verdad, desconsiderar el papel del Congreso revela una preferencia tan riesgosa como errada. El acuerdo entre “los que gobiernan” como instancia superior supone la subestimación del Parlamento como espacio deliberativo donde se cimentan las decisiones que proveen certidumbre y previsibilidad a los actores políticos y económicos. Peor aún, la falta de argumentación pública del gobierno sobre la necesidad, pertinencia y justicia de su proposición política solo se entiende en el contexto de una supuesta sabiduría tecnocrática que no requiere de dar explicaciones y solo espera asentimiento acrítico de los actores políticos y silencioso consentimiento social.

Está demostrada la asociación positiva entre la fortaleza de las instituciones y el progreso social y todos los actores involucrados harían bien en reconocer que en las democracias con sociedades diversas, complejas y conflictivas las mediaciones, que son imprescindibles, requieren de partidos políticos vigorosos y Congresos vitales.

Este artículo fue publicado originalmente en la edición impresa del Diario Clarín del domingo 17 de diciembre de 2017. 

Venezuela y Cataluña: la visión de la Internacional Socialista

En estos días, en Barcelona, se realizó la reunión de la familia política de la democracia social, institución creada en Frankfurt hace sesenta y un años.

Las deliberaciones de los más de doscientos delegados de ochenta partidos políticos de todos los continentes contó con presencia del líder del PSOE Pedro Sánchez y de Mikel Iceta del PSC, partidos anfitriones que tuvieron a cargo la organización del encuentro.

Tras el debate, que se extendió a lo largo de dos días, fueron aprobadas declaraciones sobre diversas situaciones de conflicto en el mundo.

Quiero destacar dos de ellas que, por las discusiones que hubo en la Argentina, creo más relevantes. Continuar leyendo “Venezuela y Cataluña: la visión de la Internacional Socialista”

Planificación turbia

A pesar de que entre 2003 y 2016 el Estado Nacional transfirió US$ 4.700 millones a YCRT, en ese período no se concretaron los objetivos previstos. Más aún, la mina prácticamente dejó de operar.

Ayer aprobamos por unanimidad en el Colegio de Auditores Generales de la Nación un informe sobre el Plan de Reconversión de Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT) que fue remitido a la Justicia en el marco de una investigación que tiene secreto de sumario.

Al trabajar el tema fui tomando contacto con fuentes públicas de información -como la auditoría que llevó adelante la SIGEN o las transferencias de dinero realizadas por el Estado Nacional- que se suman a los hallazgos de informes anteriores de la AGN y que me llevan a concluir que YCRT es un caso de estudio sobre mala planificación estatal difícil de igualar en la historia argentina.

Continuar leyendo “Planificación turbia”

Indefiniciones

Hay veces que el Estado da pasos iniciales para proteger a los sectores vulnerables, pero la falta de definición de los detalles necesarios para implementar leyes, proyectos o programas, dejan truncas las intenciones.

En las últimas dos reuniones del Colegio de Auditores Generales, aprobamos varios informes que resaltan este punto débil de la gestión pública.

Un ejemplo es el de Garrafas para todos (y Hogares con Garrafas – HogAr, el programa que lo reemplazó a mediados de 2015).

El objetivo era garantizar la provisión de algo tan básico como el gas a una gran cantidad de hogares de la Argentina que no están conectados a la red. Para darse una idea de la magnitud: según el padrón provisto por el Ministerio de Energía y Minería en el marco de la auditoria, en marzo de 2016 había 2.401.109 beneficiarios. Mucha gente, pero sólo 45% de lo hogares sin gas de red aún existentes.

Continuar leyendo “Indefiniciones”

Después del 22-O: el cambio iniciado ya no es un hecho fortuito

Transcribo el texto de mi artículo de opinión publicado hoy en el Diario Clarín, a propósito del resultado de las elecciones 2017:

Los resultados del 22 O son muy útiles para desacreditar varias afirmaciones de la “sabiduría convencional” en materia electoral. Para los que piensan que en el interior del país el triunfo es siempre para los oficialismos, La Rioja, Neuquén, Salta y Santa Cruz son buenos ejemplos de la posibilidad del fin de los regímenes feudales, modernizantes u oligárquicos, a condición de que se construyan amplias coaliciones políticas. Así lo enseñan las experiencias de Catamarca en 1991 y de Corrientes en 2001, en ambos casos a través de coaliciones lideradas por la U.C.R.

Continuar leyendo “Después del 22-O: el cambio iniciado ya no es un hecho fortuito”