Dinero, política y democracia

Foto por Oleg Magni en Pexels

Regresé esta semana de la segunda reunión anual de la Red Global de Auditores organizada por la OECD donde, si bien el tema principal planteado era el de los desafíos de auditar en la era digital, hubieron sesiones que giraron sobre integridad y transparencia (o su ausencia). Es que la corrupción política que se extiende en América Latina es una preocupación creciente. Sobre ésto y su vinculación con el financiamiento de los partidos políticos -algo que en la Argentina ahora se está debatiendo en el Congreso- realicé algunas reflexiones que publicó este fin de semana el diario Perfil. Abajo transcribo el artículo y agrego algunas notas para quien quiera mayor profundidad sobre algunos temas.

Los golpes de Estado y los autoritarismos fueron, en el siglo pasado, el rasgo distintivo y dominante del paisaje institucional en América Latina. En tanto, las elecciones de 1983 en Argentina iniciaron una dinámica política que llevó a la región a tener en nuestros días –salvo en el caso de Cuba– gobiernos elegidos democráticamente en elecciones que, con la excepción de Venezuela, no han sido cuestionadas en su legitimidad.

Sin indulgencia. Ese gigantesco paso adelante está siendo negativamente afectado, en la mayoría de nuestros países, por resonantes casos de corrupción que ya no cuentan, como en el pasado, con actitudes indulgentes llenas de argumentos economicistas que pretendían justificar la corrupción con los supuestos beneficios de empresas y empresarios audaces, imprescindibles para salir de la trampa del atraso económico.

La corrupción expone la captura del Estado por parte de élites, es una suerte de privatización de la política pública que pone en jaque las instituciones y el estado de Derecho.

Por el contrario, se extiende la convicción de que la corrupción expone, por un lado, la perniciosa captura del Estado por parte de algunas élites que, en ocasiones, exhiben un despliegue a escala supranacional y, por otro lado, esa verdadera “privatización de la política pública” amenaza, al socavar la confianza social en las instituciones, la estabilidad política y la vigencia del Estado de derecho.

El Departamento de Justicia de USA reveló que la empresa Odebrecht obtuvo ganancias por 2996 millones de dólares en sus operaciones en 10 países de América Latina y reconoció haber pagado sobornos por 780 millones de dólares, principalmente en Brasil y la República Bolivariana de Venezuela.

El número de países afectados, la magnitud de los fraudes y su repercusión social han renovado el interés académico sobre el estudio de las posibles razones que explican la existencia de actos de corrupción dejando de lado la simple y equivocada idea, todavía presente en grupos políticos de matriz ideológica conservadora, de que el tamaño del Estado determina el nivel de la corrupción.

Continuar leyendo “Dinero, política y democracia”

Progreso social y participación ciudadana

Seminario Internacional Tribunales de Cuentas y Control Público
Seminario Internacional de Tribunales de Cuentas y Control Público, Quito, Ecuador, febrero de 2019

La gran cuenta pendiente de las democracias globalizadas es la igualdad.

El compromiso de la Agenda 2030 -asumido por 193 países en Naciones Unidas y plasmados en  17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)- aborda esta tarea en varios de los enunciados e incluso dedica el objetivo 10 específicamente a la reducción de la desigualdad.

Sobre este tema y el contexto global en que se desarrolla estuve hablando en ocasión del Seminario Internacional de Tribunales de Cuentas y Control Público realizado por la Contraloría General del Estado de Ecuador.

Los ODS tienen un puntal en control social y participación ciudadana, así como también en el fortalecimiento de las instituciones, y por esto involucra muy de cerca a las entidades de fiscalización superior, como la AGN y la contraloría de Ecuador.

Continuar leyendo “Progreso social y participación ciudadana”

La Pampa potencia Cambiemos

El domingo, los afiliados a los partidos de la coalición Cambiemos, junto a votantes independientes, consagraron al radical Daniel Kroneberger como candidato a gobernador de La Pampa por CambiemosEstuve en La Nación+ conversando sobre las lecturas de esta elección.

El domingo 17 de febrero hubo elecciones internas en La Pampa, tanto dentro del justicialismo -con acuerdo de unidad para gobernador pero varios candidatos a intendentes- como dentro de la coalición Cambiemos, donde estaban en juego tanto la gobernación como las intendencias. En este último caso, Kronebeger (UCR) se impuso como candidato a gobernador sobre el exsecretario de Deportes de la Nación Carlos Mac Allister (PRO).

Hay varios aspectos interesantes a resaltar acerca de estas primarias que inauguran el calendario electoral 2019:

  1. Desde el año ’83 a la fecha gobierna el partido justicialista en La Pampa. El candidato de unidad de ese espacio es el oficialista Sergio Ziliotto, un diputado nacional que reemplaza como candidato al actual gobernador, Carlos Verna, quien desistió de ir por la reelección por cuestiones de salud.
  2. La elección abierta y democrática que se realizó en La Pampa, donde se resolvió de manera transparente la candidatura a gobernador en una interna, consolida a Cambiemos en la provincia de La Pampa. Hay que destacar que, hasta el pasado diciembre, no se había formado la coalición Cambiemos a nivel provincial en La Pampa, sino que existía el Frente Pampeano.
  3. Nos enorgullece que el candidato elegido sea radical. Cuando hay miradas distintas, las internas son el mecanismo democrático para dirimir las diferencias. En otros casos, puede haber miradas convergentes. En las provincias de Santa Cruz, Chubut, Río Negro, Neuquén, Mendoza, Jujuy, Entre Ríos, Córdoba, Corrientes y Santa Fe, entre otras, habrá un candidato radical en nombre de la coalición Cambiemos. La dinámica coalicional puede enriquecerse tanto por acuerdo o conversación como por el ejercicio democrático de una elección.

 

Recientes definiciones del progresismo

Esta semana que termina tuvo lugar, en la Ciudad de Santo Domingo, la reunión anual del Consejo de la Internacional Socialista.

El temario del encuentro estaba centrado en los temas relevantes de este tiempo histórico: la crisis del multilateralismo y el incremento de la desigualdad social en nuestros países, las negativas consecuencias del populismo en el sistema político y las nuevas amenazas sobre la vida democrática en nuestras sociedades contemporáneas.

El Consejo se abrió con las palabras de Miguel Vargas, presidente del Comité Latinoamericano de la IS y Secretario General del partido anfitrión, el PRD de República Dominicana.

De la extensa lista de oradores se destacan las intervenciones de Isabel Allende, del Partido Socialista de Chile, la del último candidato a presidente de Brasil de nuestro partido miembro –Ciro Gomes, del PDT- y la presentación de Pedro Sánchez, Secretario General del PSOE y Presidente del gobierno de España, que cerró las deliberaciones.

Tuve oportunidad de expresar algunas palabras durante el transcurso de la reunión, sobre los avances y las amenazas de las democracias modernas, con hincapié en un tema del que se habla poco: la acción política e influencia electoral de nuevos grupos religiosos en América Latina  (audio, texto).

Se aprobaron diez resoluciones, entre ellas la declaración sobre la situación política de Venezuela que viene siendo motivo de análisis en la IS desde hace mucho tiempo.

Continuar leyendo “Recientes definiciones del progresismo”

2019, el año decisivo

Estuve en LN+ conversando sobre varios temas: la situación política, el poder, el radicalismo, Cambiemos y las elecciones 2019. Aquí el video de la entrevista y abajo una síntesis de los principales puntos.

DNU sobre extinción de dominio

Fue una decisión oportuna. Es un tema que lleva mucha discusión y que no ha sido saldado en el Congreso. Ahora podrá ser tratado legislativamente y se producirá un resultado. La pretensión de que no es constitucional porque ignora al Congreso es un argumento traído de los pelos. El Congreso ahora debe actuar, debe opinar, debe involucrarse para aprobar o rechazar el DNU. No puede desentenderse. Lo más importante es que se induce al resto de los actores políticos -en este caso concreto, el justicialismo-, a tomar una decisión y sancionar. Ese es el camino democrático: opción y participación de los actores institucionales.

Capacidad política de Macri

PUNTOS A FAVOR: 1) El 10 de diciembre Mauricio Macri se convertirá en el primer presidente no justicialista en finalizar su mandato desde 1928; 2) Impulsó decisiones políticas complejas que fueron aprobadas por el Congreso, donde fue clave el radicalismo al frente de los bloques legislativos.

DUDAS QUE SURGEN: Hay decisiones del propio gobierno que llaman la atención. Un ejemplo: la respetable periodista Maia Jastreblansky publicó recientemente una nota que sugiere que el Poder Ejecutivo dejaría de lado a la candidata elegida por concurso para integrar la Cámara Nacional Electoral. Si bien el presidente de la Nación está facultado a seleccionar un candidato de la terna, ¿qué razón habría para no optar por la persona que demostró ser la más idónea? Sería un error que el Presidente se guiara por otra razón que no fuera la que indica la lógica.

El papel del radicalismo

El radicalismo es una fuerza política que, además de formar parte y ser socio fundador de la coalición Cambiemos, administra más de 500 intendencias en Argentina.  Tiene tres gobernadores y dos vice-gobernadores. Tiene, además, el mayor contingente de legisladores de la coalición Cambiemos. Es decir que se trata de una fuerza política con presencia institucional y relevancia en términos de implantación territorial. El radicalismo, además, cree en la coalición Cambiemos, queremos que continúe y apostamos al próximo turno presidencial de la nueva coalición Cambiemos, triunfo que estoy seguro vamos a lograr.

El poder

PARA LOS RADICALES: la capacidad de transformar la sociedad, de convertir los ideales en materias concretas.

PARA EL PERONISMO: un peronista ejerce disfrutando el poder. El politólogo Angelo Panebianco decía que los partidos políticos tienen, a lo largo de su historia, el sello indeleble de sus fundadores. El peronismo -surgido desde el poder, a partir de un funcionario que era coronel del ejército, acostumbrado a mandar- le dio un perfil al funcionamiento del peronismo que no necesariamente es compartido por otros, en este caso, los radicales.

La importancia del segundo mandato

Me resulta alarmante la tesis política que sostiene la fuerza política de la ex presidenta: ¡que hay que reformar la Constitución porque el equilibrio de los poderes ya no es relevante! Preocupa que haya una regresión populista, una vuelta al pasado, que le haría muy mal a la Argentina. Es cierto que hay una fracción de la sociedad que descree de la importancia de determinados valores. Por eso Alfonsín decía que la política también es docencia. ¿Cómo debería pararse un radical en este momento? Con la guía de lo que denomino “las tres E”: escuchar, entender y explicar por qué es necesario un segundo turno de Cambiemos en la Argentina. Si nosotros conseguimos -como vamos a conseguir- que Macri termine el mandato y sea reelecto, ahí la democracia argentina habrá madurado. Se habrá dado vuelta la página de la historia del populismo en nuestro país.