La Crisis Energética y los Subsidios

Según la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública los subsidios a los consumos energéticos fueron en el año 2009 superiores a los 25000 millones de pesos ( algo así como 6700 millones de dólares) y se espera para este año un incremento de , al menos, el 20 %. Estos subsidios amplían la desigualdad social ya que los sectores de mayores ingresos consumen relativamente más energía ; desde una mirada territorial favorecen principalmente a el Area Metropolitana de Buenos Aires; desalientan las nuevas tecnologías en la producción de energía y , adicionalmente, agravan las condiciones medioambientales. Se trata – como lo han planteado en un Documento muy serio todos los Secretarios de Energía de los Gobiernos democráticos anteriores al matrimonio Kirchner- de una crisis estructural, que se expresa en una declinación productiva constante, y que abarca aspectos políticos, institucionales, legales, técnicos y tarifarios.

La solución a este “pentaproblema”, según los ex Secretarios, requiere de un abordaje simultáneo,en el contexto de una política acordada y que se destaque por su continuidad en el tiempo.

67 Semanas

Ese es es, precisamente, el tiempo que media entre hoy y la fecha de las elecciones presidenciales del año próximo.

Casualmente es, también, la distancia temporal que hubo entre el acto de la Federación de Box del 16 de Julio de  1982 y  el día del inicio de la restauración democrática, el 10 de Diciembre de 1983.

Aquel 16 de Julio en la Federación de Box de Buenos Aires,  cuando de hecho le arrancamos a la dictadura  la veda política que una disposición de facto había consagrado , Raúl Alfonsín denunció el peligro de que una concertación previa a la democratización “constituyera un fraude para permitir la concordancia de las cúpulas civiles y militares responsables del fracaso de la Nación” .

A lo largo de esos pocos meses, el Radicalismo fue capaz de iniciar su reorganización, seleccionar sus autoridades, definir su plataforma, elegir sus candidatos a todos los cargos electivos en todo el país, desarrollar su campaña que no era  “una salida electoral sino una entrada a la vida” y hacer que –por primera vez en la historia- el peronismo perdiera en elecciones limpias.

Desde esta perspectiva, en el análisis del resultado electoral de 1983,  la imagen de Herminio y el cajón es  una anécdota mínima e irrelevante, a la que sólo pueden recurrir los que  conciben la política como espectáculo mediático ignorando que la verdadera acción política es la transformación de la realidad social a partir de convicciones que expresan valores y creencias.

Por eso hoy, para que la causalidad prive sobre la casualidad, es imprescindible que asumamos que nada es posible sin la unidad conceptual dentro del Partido; que aceptemos que la misión exige la conformación de una coalición electoral que se distinga de los populismos -restauradores de los noventa o bolivarianos con tonada rioplatense-; y  que sepamos desde ahora que deberemos ser capaces de construir acuerdos parlamentarios y sociales  alejados de todo facilismo económico en pos de la gobernabilidad y la transformación.

Lecturas Recomendadas

Escenarios Alternativos es una publicación virtual que edito desde el año 2001. Antes fue precedida por una experiencia gráfica que, saliendo trimestralmente, alcanzó los doce números. escenarios

El Portal no es un sitio de noticias pero pretende proveer de información y análisis documentados – con un criterio amplio, plural y progresista- sobre asuntos públicos.

En esta edición se puede encontrar, entre otros, un interesante trabajo sobre la falsa antinomia entre la explotación minera y el medio ambiente, un análisis sobre el muro en la frontera mexicano-estadounidense a cargo de un experto francés de un Instituto vinculado al Partido Socialista de ese país y una contribución sobre las implicancias de la crisis del euro en la Argentina. También puede leerse la tercera y última nota sobre la vida cotidiana en la Cuba de hoy, escrita por alguien cuyo conocimiento excede los de quien pasa unas pocos días en una playa de la isla.

Matrimonio gay: No es una guerra. Debe ser un debate

Esta semana está prevista la sesión que en el Senado tratará la ley conocida como de “matrimonio gay”.

Ese debate está rodeado de un ambiente enrarecido, poco propicio para la discusión serena y reflexiva, que incluyó opiniones públicas referidas a las “guerras” que se avecinan en nuestra sociedad.

Una excepción a la ausencia de intercambio entre distintos puntos de vista lo constituye, tal vez, la mesa redonda convocada hace pocos días por el diario La Nación.

Más allá de los complicados procedimientos legislativos, sería muy importante que pudiera avanzarse en consolidar principios de libertad e igualdad que están arraigados en la Constitución y que acompañan la construcción de nuestra identidad desde los orígenes.

Es sabido que ya en ocasión de legislarse sobre el matrimonio civil, hace más de un siglo, se debatió sobre dos cuestiones diferentes: el derecho de la República a legislar sobre derechos ciudadanos y, por otro lado, el contenido de la norma en consideración. Ambos asuntos han vuelto a presentarse ahora, tal como sucedió también cuando se aprobó el divorcio vincular en la Administración del Presidente Alfonsín.

Es menester reafirmar una vez más la soberanía de la Nación para garantizar los derechos ciudadanos sobre el principio de laicidad de la legislación y la vida pública, reservando a la intimidad de los ciudadanos las creencias particulares, según lo establece el artículo 19 de la Constitución.

Es necesario, tambíén,  evitar incurrir en la lógica oficialismo-oposición en la consideración del tema. De lo que se trata es de crear un nuevo marco de igualdad de derechos entre los sexos y así dar un nuevo paso en la ya secular consolidación de una sociedad más justa.

Mundial de Fútbol: El Ruido y las Nueces

El Mundial llega a su fin aunque para nosotros, los argentinos,  terminó hace varios días. Todos  escuchamos centenares de comentarios – de profesionales o de oyentes anónimos- en las radios y vimos muchas horas de programas donde los periodistas –preparados o improvisados-  estaban obligados a llenar , como sea, los espacios

En la prensa gráfica de todo lo que leí rescato tres textos. El primero de Juan Pablo Varsky – cuya pluma tiene el poco común mérito de la información, la precisión y la anticipación – clamaba porque el fin fuera mejor que el principio de la etapa Maradona en la Selección.

El otro es de Marcelo Moreno , que el día después de la eliminación  nos explicaba que el “problema es que Maradona somos nosotros”. No hace falta aclarar que nosotros somos  los argentinos.

Por último, en un previsible tono académico, el Profesor Juan Gabriel Tokatlián nos explica las razones de la derrota frente a Alemania.
Las tres notas son muy buenas y son las pocas nueces que acallan tanto ruido escuchado.