Crisis políticas, igualdad de genero y desarrollo global

A propósito de algunas dificultades locales pero sobre todo a causa de las crisis políticas en México, Brasil, Italia y España, me preguntó un periodista si la política estaba haciendo agua para resolver los problemas de la sociedad.

La capacidad o incapacidad para brindar soluciones está en cómo se conduce la tensión entre dos procesos que han distinguido los asuntos globales en las últimas décadas: globalización y democratización; si bien hay más estados democráticos que nunca antes en la historia, su imperio para determinar conductas se ve acotado por el funcionamiento del capitalismo a escala global.

Seminario internacional de igualdad de género en la sede de la Auditoría General de la Nación, 30 y 31 de mayo de 2018

Cuando una sociedad afectada por la insatisfacción se cierra en sí misma, puede amanecer con respuestas populistas. En el caso de Europa, las expresiones suelen venir acompañadas de xenofobia y nacionalismo, lo cual exacerba el aislamiento.

El camino alternativo es el de construir instancias globales supra-estatales capaces de gobernar esa globalización.

Por eso creo en la utilidad, necesidad y eficacia de las herramientas globales institucionales, tales como el G20 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), temas sobre los cuales me he expresado en entradas anteriores (Usemos al G20, Datos matan espejitos, El triple desafío del desarrollo).

La semana pasada se realizó en la sede central de la AGN una seminario internacional muy interesante sobre igualdad de género con foco en el ODS 5: lograr la igualdad de géneros y empoderar a todas las mujeres y niñas.

Continuar leyendo “Crisis políticas, igualdad de genero y desarrollo global”

El FMI y la Tasa Tobin

fmi En 1972, un año más tarde de la decisión unilateral de Richard Nixon declarando la inconvertibilidad entre el dólar y el oro, James Tobin – Premio Nobel de Economía de 1981– propuso la fijación de una reducida tasa  impositiva con el propósito de atemperar la especulación financiera y promover la estabilidad en  esos mercados. Se trataba, como él mismo planteaba, de “poner un poco de arena en los engranajes del sistema financiero internacional”.

En su momento la idea, aceptada en su formulación teórica por algunos, recibía cuestionamientos por la viabilidad de su implementación que el paso del tiempo, y  los adelantos tecnológicos, ayudaron a despejar.

Por su parte, la crisis financiera global iniciada en los Estados Unidos en el año 2008 – hipotecas “subprime” mediante- puso en debate público una iniciativa sólo propiciada, hasta entonces, por grupos reducidos de activistas sin mayor influencia social.

En efecto, en los últimos meses Jefes de Estado y de Gobierno de diversas extracciones políticas, entre otros Gordon Brown, Sarkozy y Angela Merkel se pronunciaron con argumentos variados, a favor de su implementación.

Un aspecto que acrecentó su popularidad en los responsables políticos es su potencial recaudatorio, sobre todo en épocas que, por la crisis global, la política fiscal anticíclica exige cuantiosos recursos  que afectan negativamente la cuentas públicas. La estimación de la recaudación posible depende, como es obvio, de los supuestos que se hagan sobre la base de la imposición, las tasas que se propicien, el impacto sobre el volumen  de transacciones y los posibles grados de evasión. Sin embargo, según los cálculos menos optimistas disponibles, la recaudación anual sería de, al menos, 17000 millones de dólares anuales, alrededor de un tercio de los recursos que  Naciones Unidas ha estimado necesarios para financiar los Objetivos del Milenio.

Hasta ahora, las dificultades de naturaleza política aparecían como insalvables para un tributo que requiere de aplicación a escala global, sobre todo cuando se estima que el 84% de las transacciones cambiarias tiene lugar en los mercados del Reino Unido, EEUU,Japón, Singapur, Hong Kong, Alemania, Francia, Australia y Suiza.

Por eso, cuando el lunes 4 de Abril el Director Gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, pidió “ un mayor avance en la reforma del sector financiero, inclusive en el ámbito transfonterizo, y propuso un impuesto a las actividades financieras” mucho más que una declaración estaba dándole piso de marcha aun asunto crucial para la gobernanza global.

Lecturas Recomendadas

El último número de Escenarios Alternativos, el Portal que edito desde hace varios años, trae textos interesantes. Entre otros, el artículo de Aldo Neri con su Test para Progresistas y el de Liliana de Riz sobre la decisión del Gobierno de CFK rechazando el pedido de la Justicia chilena para la  extradición de Apablaza. También es muy recomendable el Reportaje exclusivo a Ludolfo Paramio. Además tiene, como es habitual,  el análisis de la coyuntura política y una mirada sobre los desequilibrios económicos globales desde la perspectiva de Roberto Frenkel.