Después del 22-O: el cambio iniciado ya no es un hecho fortuito

Transcribo el texto de mi artículo de opinión publicado hoy en el Diario Clarín, a propósito del resultado de las elecciones 2017:

Los resultados del 22 O son muy útiles para desacreditar varias afirmaciones de la “sabiduría convencional” en materia electoral. Para los que piensan que en el interior del país el triunfo es siempre para los oficialismos, La Rioja, Neuquén, Salta y Santa Cruz son buenos ejemplos de la posibilidad del fin de los regímenes feudales, modernizantes u oligárquicos, a condición de que se construyan amplias coaliciones políticas. Así lo enseñan las experiencias de Catamarca en 1991 y de Corrientes en 2001, en ambos casos a través de coaliciones lideradas por la U.C.R.

En otro terreno analítico, los números de las urnas pueden ser explicados por el cotillón de una campaña electoral si uno está dispuesto a creer que Raúl Alfonsín fue elegido presidente en 1983 solo porque a Herminio Iglesias se le ocurrió prender fuego un ataúd con su imagen, en el acto de cierre de campaña del peronismo, en la Avenida 9 de julio.La noción de los aparatos políticos invencibles ya fue desmentida por Graciela Fernández Meijide en la Provincia de Buenos Aires en 1997 y ahora, en ese “conurbano infinito” del que habla Rodrigo Zarazaga S J, las listas locales de Cambiemos aumentaron su representación y son una alternativa competitiva al triunfar en 11 de los 24 distritos del Gran Buenos Aires. En el mismo sentido, la candidatura a Senadora de Cristina Fernández de Kirchner obtuvo menos votos en la provincia de Buenos Aires que Daniel Scioli, su derrotado candidato a Presidente en 2015.

Otra repetida e incierta afirmación es que el bolsillo determina el voto. Si así fuera, con una realidad bien distante de ser la de una sociedad satisfecha en el contexto de una economía floreciente y rampante, el resultado electoral sería bien distinto.

En rigor, la situación económica puede conducir a un gobierno a una derrota electoral, pero excepcionalmente es la razón de un triunfo en las urnas.Así, los datos del comicio solo pueden entenderse desde la perspectiva de la aceptación social a la sustantiva proposición política formulada por Cambiemos, en el sentido de confirmar la voluntad de dejar atrás la experiencia del proyecto político más largo de los últimos ochenta y cinco años, caracterizado por el populismo político, el facilismo económico y un extravagante alineamiento internacional.

Ahora, una vez que Cambiemos con su vitalidad electoral demostró que el cambio iniciado hace dos años no fue un hecho casual y fortuito, y que no es una anécdota de circunstancia entre dos gobiernos peronistas, es el momento de afrontar el reto de superar el estancamiento secular de la economía argentina. Hoy cuando se verifica una creciente coincidencia, en partidos políticos y sectores del trabajo y la producción, en que la fortaleza de las instituciones es determinante para explicar el resultado económico – aún más que la propia dotación de recursos naturales de un país- los argentinos nos enfrentamos a un desafío decisivo: demostrar aptitudes para salir del triste sitial de estar ubicados entre los peores casos en el mundo – en términos de crecimiento económico por habitante entre los años 1974 y el presente- detrás de países azotados por catástrofes naturales y por guerras fratricidas como, por ejemplo, Guatemala.

Para ello, la Administración, la coalición Cambiemos y el peronismo tienen que estar a la altura de los retos y, tomando en cuenta las experiencias exitosas de otros países, ser capaces de acordar políticas públicas prioritarias construidas con una mirada estratégica que exceda los horizontes temporales de los mandatos representativos. Los funcionarios deben evitar repetir el error de creer, como lo hicieron algunos al inicio de la gestión, que el solo triunfo electoral genera las condiciones necesarias y suficientes para iniciar una etapa de crecimiento económico.

En relación a Cambiemos, deberá insistir en el ejercicio del llamado gradualismo como práctica política, demostrando que se trata de una convicción que no está relacionada con el número de legisladores sino con la certeza que la firmeza en el rumbo solo es posible a través de la construcción de consensos.

El peronismo, por su parte, deberá revisar su adhesión al movimientismo, categoría que atribuye la condición de enemigos a aquellos que no lo integran, y reconocerse solo como una parte y no la expresión única del pueblo y de la Nación como un todo.

Jesús Rodríguez es economista y político (UCR). Auditor General de la Nación

Nota original: https://www.clarin.com/opinion/despues-22-cambio-iniciado-hecho-fortuito_0_rkpN9knpZ.html

14 opiniones en “Después del 22-O: el cambio iniciado ya no es un hecho fortuito”

  1. Totalmente de acuerdo, la gente en general se da cuenta que el populismo solo, sin políticas de inversiones y una justicia justa y independiente, no salimos adelante como país y como pueblo.

  2. Excelente artículo, estimado Jesús, aunque yo no le pondría demasiadas expectativas a un gran acuerdo con los peronistas. Sencillamente porque son incapaces de reconocer que fueron históricamente los responsables mayoritarios de la decadencia que hoy enfrenta nuestro querido país. Sin embargo el apoyo del pueblo para Cambiemos hace presumir que para incomodidad de la inmensa mayoría de ellos, estamos transitando por la senda correcta que nos lleve al crecimiento (en todos los órdenes) y que tal vez, dentro de poco, se haga cierto el anhelo de Don Hipólito, cuando en el discurso al Congreso en 1917 señaló que: “….no tengo más ensueño que la Nación como síntesis del bien de todos”. Abrazo fraterno.

  3. Excelente artículo, que refleja la realidad de nuestro país.-
    Jesús, en la lectura de tus comentarios,me vino a la mente un acto del año
    l985, llevado a cabo en la esquina de Bolivar y Avda de Mayo donde el
    inmemorable Dr. Pugliese ,luego de tu y Federico Storani, pronunciaran
    un discurso reflejando los momentos que se vivían, proclamó que se podía tranquilo,sabiendo que los ideales del Radicalismo, quedaban en manos de excelentes herederos.-
    Un abrazo y a seguir luchando.-

  4. Vos, Jesus, fuiste que cuando le dieron el golpe de mano blkanda a Alfonsin, es decir, cuando la inflacion llegaba al 1000% mas o menos y -debido basicamente a que los exportadores no ingresaban divisas-y dejabas el ministerio de economia, DIJISTE PUBLICAMENTE Y ESTA EN LOS DIARIOS, QUE” VAMOS A DENUNCIAR EL GOLPE DDE MERCADO QUE NOS ESTAN DANDO LAS TRASNACIONALES EXPORTADORAS” …….
    COSA QUE NUNCA DENUNCIASTE CON NOMBRE Y APELLIDO….dANIEL

  5. Me parece un buen sintoma la adhesion social a Los valores eticos q levantamos en el 83..afianzada la Democracia hay q recuperar ..verdad y justicia… lucha contra Los focos de corrupción y absoluta transparencia en la gestión el resultado en Las urnas habla de recuperar valores y llamó a silencio o espera #el bolsillo#

  6. El singular manejo por parte del gobierno, de recursos psico-socio-políticos originales relacionados a la sucesión organizada de hechos violentos diarios, sin intervención de la autoridad pública, finalizando con la desaparición de Maldonado y su hallazgo a un día de la elección con su autopsia oportuna, contribuyó para obtener el resultado favorable, unido a los factores que se detallan en el texto.

  7. Excelente el artículo de Jesús Rodríguez, y viniendo de alguien que sacrificó su tiempo, en aras de tomar aquel ministerio de economía, cuando las papas a estaban quemadas, su palabra vale más que las de muchos mezquinos que solo critican contando bancas, cargos o demás.
    Duele verse por correligionarios? como derechistas, apátridas, etc.. Pienso, en consonancia con el autor que cada tiempo tiene sus requerimientos, y en esta época se hizo lo que era imprescindible, y la sociedad avaló y reiteró su aval, más allá de la dureza del bolsillo . Las instituciones, la decencia, los valores siguen teniendo importancia a la hora de votar. Estemos a la altura de nuestros conciudadanos.

  8. las lineas publicadas reflejan un comentario positivo,como todos aquellos que oportunamente pusiste en conocimiento de la sociedad y que nos mostraron un camino a tener en cuenta en momentos de cambio como el actual
    sigamos apoyando el cambio que se viene y apoyemos la evolucion del mismo.
    Ing Mario Tabakman

  9. Me alegra tanto leer ese comentario! Hay que trabajar mucho para demostrar que el pais sale adelante trabajando algo que se ha ido perdiendo. Hoy no existe la cultura del trabajo, aun en la gente formada una importante mayoria no quiere exigirse ni un poquito…
    Hay que seguir haciendo en el tema inseguridad y ni que hablar de la corrupción….
    Hay que profundizar el analisis del sector publico…basta de que los gremios defiendan a los que no hacen su trabajo…
    Hay que organizar comisiones ad honorem y ad hoc on aquellos que no se han dedicado a la politica, han trabajado toda la vida, hoy estan retirados y tienen propuestas. Aprovechen la experiencia! sumen gente con ganas de hacer y no por $$$, sino como aporte a la comunidad

  10. Como siempre un placer leerte Jesús, se del gran aporte que hace la UCR y como siempre primero los interés de la República en bien para el país,algún día sera reconocido este momento histórico del partido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *