Nuestra salud en 2021: ¿cuánto invertirá el Estado?

Un análisis pormenorizado del gasto en salud presupuestado para 2021 despierta algunas alarmas. 

La semana pasada participé del encuentro virtual “Salud y Economía: Convergencia necesaria para enfrentar las emergencias sanitarias, sin limitar el camino del Desarrollo Sostenible”, por invitación de  Fundación HCV Sin Fronteras, Fundación Huésped, Todos Frente al Chagas y Salud para Todos Argentina. En mi intervención, hice algunos aportes respecto del Presupuesto Nacional 2021 a los efectos de mejorar la comprensión del problema en el que nos encontramos, llegando a finales de un año signado por la emergencia sanitaria global más graves de la historia reciente.

Nuestro sistema sanitario de base evidencia un muy serio problema de equidad, produciendo una extrema fragmentación, aún dentro del sector público. Estas características están fundadas en una asimetría en las capacidades financieras y de gestión dentro de las provincias cuando nos referimos a ese segmento del sector público. En el caso de los trabajadores formales, los pensionados y sus familias, ahí hay una cobertura adicional,  que también cuenta con asimetrías; y finalmente los voluntarios que forman parte de las empresas de medicina prepaga.

El presupuesto de salud previsto para 2021 presenta un ajuste significativo respecto del ejecutado este año. 

Se gasta alrededor del 10 puntos del PBI en el sistema, un porcentaje alto que es a la vez dramáticamente inequitativo e ineficiente. Este punto de partida presenta un enorme desafío con vistas a lograr una cobertura sanitaria universal. Se trata de un problema institucional, dado que la competencia en la prestación de los servicios de salud recae en los gobiernos subnacionales, pero eso no debe implicar -como de hecho lo hace- la ausencia de la Nación.

El presupuesto 2021 prevé un ajuste de los recursos correspondientes al Ministerio de Salud (contemplando a la administración central y los organismos descentralizados) equivalente a una caída real interanual de 9,3% (cálculo que contempla la hipótesis oficial de inflación de 29% para 2021). El crédito disponible para ser gestionado por la Superintendencia de Servicios de Salud que regula a las Obras Sociales Nacionales es inferior incluso en términos nominales al del año 2020, representando una reducción real aún más profunda .

Algunos programas presentan una reducción notable, por ejemplo, el Programa SUMAR-que brinda cobertura de salud a personas que no cuentan con obra social ni prepaga-, se reduce 13% en términos reales, el Programa de Prevención y Control de Enfermedades Transmisibles e Inmunoprevenibles disminuye sus recursos 9% valuado a precios constantes, y el Programa de Respuesta al VIH, Infecciones de Transmisión Sexual, Hepatitis Virales, Tuberculosis y Lepra prevé una caída de 6% contemplando la inflación.

Continuar leyendo “Nuestra salud en 2021: ¿cuánto invertirá el Estado?”

Ciencia ficción en el PAMI

Entre varios informes que aprobamos en el Colegio de Auditores de principio de mes, hay uno sobre el PAMI en 2014, con foco en la unidad de gestión local de Capital Federal, que contiene hallazgos propios de la ciencia ficción.

El presupuesto del PAMI en 2014 fue de $45.600 millones, una suma muy significativa en las cuentas públicas, equivalente al presupuesto del Ministerio de Educación de la Nación.

El programa relevado por la AGN en esta oportunidad en la unidad de gestión local de Ciudad de Buenos Aires, representó $995 millones. De ese total, $311 millones no pudieron ser verificados por la auditoría debido a que no existía documentación que respaldara los conceptos facturados por los prestadores.

A lo largo de los años, la AGN ha realizado una gran cantidad de auditorías en el PAMI, la mayor obra social de la Argentina, y siempre ha revelado hallazgos alarmantes.

Continuar leyendo “Ciencia ficción en el PAMI”

La SEDRONAR con serias deficiencias en la ejecución de proyectos y fiscalización de precursores químicos

En la sesión del Colegio de auditores aprobamos un informe de auditoría de gestión sobre la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar) cuya síntesis se puede leer aquí.

La cuestión del consumo de drogas es un tema complejo que incluye distintas dimensiones: de salud, de seguridad, social, económico y político.

En el mundo se calcula que 29 millones de personas (1 de cada 20 adultos) consumieron drogas en 2014 y sufren trastornos relacionados con ellas. El avance de la tecnología ha favorecido el desarrollo de la producción de drogas sintéticas lo que pondrá fin a un tipo de específico de abordaje el tema, porque los estupefacientes que se conocen desaparecerán del escenario dando lugar a otros, muchos más peligrosos, dañinos y adictivos.

Continuar leyendo “La SEDRONAR con serias deficiencias en la ejecución de proyectos y fiscalización de precursores químicos”

Las irregularidades en el PAMI

Crédito imagen: Atrial_flutter34.JPG, James Heilman via Wikimedia Commons

Dos auditorías aprobadas en 2016 sobre PAMI muestran el estado crítico de esta obra social que -con alrededor de 4,5 millones de afiliados- es la más grande de la Argentina. Su importancia está dada no sólo por cuántas personas atiende sino por quiénes son: jubilados y pensionados de la Argentina, el grupo más vulnerable de la población en cuanto a necesidades de salud.

El Colegio de Auditores afrontó una serie de limitaciones para analizar los Estados Contables 2012 del PAMI, principalmente por la falta de confiabilidad de los sistemas e inconsistencias contables. En consecuencia, tal como ocurre desde hace dos décadas, la semana pasada la AGN se abstuvo de emitir una opinión sobre los Estados Contables auditados.

Continuar leyendo “Las irregularidades en el PAMI”