Malvinas y Derechos Humanos

Kirchner en Abril 1982 En su discurso de hoy en Ushuaia, al recordarse el aniversario de la invasión a Malvinas, la Presidenta Cristina Kirchner afirmó que  aquella “ no fue una decisión del pueblo argentino”. Sin embargo, es necesario reconocer que en 1982 el desembarco en Malvinas contó con la adhesión social y de casi la unanimidad de la dirigencia, tanto política como empresaria, sindical y social. Unos honesta o ingenuamente, otros por seguidismo y algunos por oportunismo dejaron en soledad a quienes, como el Dr. Raúl Alfonsín, calificaron la acción como una “aventura” que traería graves consecuencias.

La guerra contribuyó a que las consecuencias del terrorismo de Estado siguieran excluidas de la consideración social a pesar de que, como bien documenta Graciela Fernández Meijide en su libro La Historia Intima de los Derechos Humanos en la Argentina, Amnesty International publicara en febrero de 1980 el “Testimonio sobre los campos clandestinos de detención en la Argentina”; ya se conociera el Informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA y que se hubieran publicado  solicitadas, como la de Clarín en Agosto de 1980, donde se reclamaba al Gobierno que “ se publiquen las listas de los desaparecidos y se informe el paradero de los mismos”.

Una muestra de esa extraña y dolorosa convivencia de desinterés social por la causa de los derechos humanos y la aventura de Malvinas  es que la primera víctima de la guerra haya sido alguien denunciado por estar involucrado en la represión ilegal

Otro ejemplo poco edificante es saber que el “malvinero” Presidente Kirchner, condición compartida con la Presidente según reconoció ella hoy en su discurso, haya apoyado la acción militar en su ciudad natal de Río Gallegos. Sobre todo cuando al momento del desembarco en Puerto Argentino, los organismos de Derechos Humanos – particularmente la APDH – ya habían recibido miles de  denuncias y documentado la desaparición de 5580 personas.

1 opinión en “Malvinas y Derechos Humanos”

  1. El diputado Azcoiti me recuerda el Proyecto presentado en el Congreso en el 2007 reclamando al Ejecutivo desarrollar las medidas para lograr la identificación de los soldados argentinos enterrados en Malvinas recuriendo al Equipo Argentino de Antropología Forense. Desafortunadamente, la mayoría oficialista no lo trató. Si te interesa aca está el texto completo del proyecto.

    PROYECTO DE DECLARACIÓN
    Nº de Expediente 0868-D-2007
    Trámite Parlamentario 014 (20/03/2007)
    Sumario SOLICITAR AL PODER EJECUTIVO DISPONGA DESARROLLAR LAS MEDIDAS TENDIENTES A LOGRAR LA IDENTIFICACION DE LOS SOLDADOS ARGENTINOS ENTERRADOS EN EL CEMENTERIO ARGENTINO DE DARWIN, EN LA ISLA SOLEDAD DEL ARCHIPIELAGO DE LAS ISLAS MALVINAS.
    Firmantes AZCOITI, PEDRO JOSE – PINEDO, FEDERICO – STORANI, FEDERICO TEOBALDO MANUEL – SOSA, CARLOS ALBERTO.
    Giro a Comisiones DEFENSA NACIONAL.

    La Cámara de Diputados de la Nación
    DECLARA:
    Que vería con agrado que el Poder Ejecutivo Nacional, a través de los organismos que corresponda y conjuntamente con el Equipo Argentino de Antropología Forense, desarrolle todas las acciones necesarias tendientes a lograr la identificación de los restos de los soldados argentinos enterrados en el Cementerio Argentino de Darwin, en la Isla Soledad del archipiélago de las Islas Malvinas.

    FUNDAMENTOS
    Señor presidente:
    Se cumple el 2 de Abril del corriente año, el vigésimo quinto aniversario del conflicto bélico que nuestro país mantuviera con el Reino Unido por la soberanía de las Islas Malvinas.
    Mucho se ha dicho y podría agregarse, sobre los motivos verdaderos que nos llevaran a esa contienda; también sobre el desarrollo de la misma y el accionar de nuestras fuerzas armadas durante aquellas tristes jornadas.
    También se podría en extenso, hacer mención de cuáles son las mejores estrategias y caminos a seguir en la búsqueda de la recuperación pacífica de aquellos territorios que por legítimo derecho nos corresponden.
    Pero mas allá de todo esto, pretendemos a través del presente proyecto ocuparnos de un tema puntal, consecuencia directa de aquella guerra.
    Como resultado de los distintos enfrentamientos, perdieron la vida alrededor de 650 argentinos, miembros de las fuerzas de seguridad intervinientes.
    De ellos, 235 se encuentran sepultados en el Cementerio Argentino de Puerto Darwin, en la isla Soledad.
    Vale recordar que finalizada la contienda y ante el ofrecimiento británico de trasladar al continente a los muertos argentinos, la férrea oposición de los familiares de los caídos, bajo el argumento de que “no se puede repatriar lo que ya descansa en su Patria”, generó la necesidad de darles sepultura en las islas, creándose el denominado Cementerio Argentino de Darwin.
    Sólo 125 tumbas pudieron ser identificadas, lamentablemente el resto permanecen anónimas con la sola inscripción de “Soldado argentino solo conocido por Dios”.
    La historia de este cementerio también ha tenido sus vaivenes, desde el primer viaje de familiares autorizado luego de largas y trabajosas negociaciones diplomáticas y realizado en marzo de 1991, más de veinte viajes se han vuelto a concretar.
    El esfuerzo permanente de los familiares rindió al final sus frutos, y en 2003 aceptaron los británicos, la construcción allí de un monumento en recordación de los caídos.
    Como consecuencia también de esta obra, fueron removidas las cruces puestas en 1982 por los británicos e instaladas en su lugar, nuevas cruces construidas en madera de lapacho.
    Algunas cosas cambiaron en aquel cementerio. Sin embargo, la mayoría de quienes allí descansan siguen careciendo de una identificación que permita a sus familiares cerrar el círculo que se iniciara cuando fueran enviados a aquellas islas con su propia identidad y de la que hoy carecen.
    Todos aquellos argentinos que dieran su vida en defensa de nuestra patria, merecen el permanente reconocimiento del conjunto de la sociedad. Intentar devolverles a muchos de ellos su identidad, es un compromiso y una deuda que a veinticinco años de su muerte, es hora de comenzar a saldar.
    Existe en nuestro país un reconocido mundialmente Equipo Argentino de Antropología Forense, nacido como consecuencia de la triste necesidad de identificar otras víctimas carentes de identidad: aquellos que perdieran su vida producto del terrorismo de estado que ejecutara la última dictadura militar.
    Creado en 1984, el Equipo Argentino de Antropología Forense es una organización científica, no gubernamental y sin fines de lucro, que hace dos décadas comenzó a expandir sus actividades más allá de la Argentina, habiendo realizado trabajos de identificación en cerca de 30 países a lo largo de América, Asia, Africa, y Europa.
    Su rigor científico y profesionalidad en el cumplimiento de su labor le han valido el reconocimiento mundial, y los convierten en la herramienta adecuada para desarrollar las aquí sugeridas tareas de identificación de los soldados argentinos sepultados en Darwin.
    Todas y cada una de las víctimas de la guerra de Malvinas, no sólo los caídos en los días del conflicto, sino también aquellos después fallecidos, o quienes decidieran quitarse posteriormente la vida agobiados por los recuerdos de aquellos días, las lesiones sufridas, o producto de la desatención e indiferencia gubernamental o de la sociedad, merecen descansar en paz.
    Quizás solo lo lograrán plenamente cuando nuestra bandera vuelva a flamear en aquellas tierras.
    Mientras tanto intentemos, aunque mas no sea, devolver su identidad a aquellos anónimos héroes que descansan en el Cementerio Argentino de Darwin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *