La Ciudadanía

Una iniciativa conjunta de la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) concretó un trabajo que acaba de ser publicado: se trata de La Democracia de Ciudadanía: Una Agenda para la Construcción de Ciudadanía en América Latina. El  Documento , que sintetiza el trabajo de la iniciativa conjunta OEA-PNUD, se plantea contribuir  a la formulación de políticas públicas orientadas a disminuir los déficits de ciudadanía que afectan a las democracias latinoamericanas.

El documento, en el cual colaboré en los temas referidos al papel de los Congresos en la etapa de la pos transición democrática, trae una  definición de democracia muy operativa: “ es una forma de organización de la sociedad con el objetivo de ampliar la ciudadanía, evitar o limitar la dominación de individuos o grupos que impidan este objetivo y lograr la perdurabilidad de la organización democrática”

El texto tambíén alerta sobre el peligro de sucumbir ante la demagogia y el facilismo económico. Dice: “ esto es riesgoso, no sólo para la estabilidad económica sino tambíén para la democracia, quizás tanto como no alcanzar los mínimos indispensables para una organización democrática de la sociedad. Lo políticamente popular puede ser social y económicamente insostenible, generar expectativas irrealizables y materializarse en mayores retrocesos y frustraciones para la ciudadanía. El facilismo económico se vuelve así enemigo de los intereses mayoritarios”.

Un comentario en “La Ciudadanía”

  1. Este aspecto es de gran importancia y relevancia, gracias por la invitación y permitirme externar un comentario al respecto.
    considero que la demagogía política en muchos países Latinoamericanos y no es la excepción mi país (Costa Rica) tiene en riesgo la estabilidad económica ; politicas sociales insostenibles, sin planificación y que corresponden esencialmente a los compromisos que se adquieren en campañas políticas.
    Se requieren definir y desarrollar políticas con una visión país y no que respondan a una determinada administración de gobierno, sobre todo cuando los recursos son insuficientes para satisfacer la totalidad de las demandas que erquiere la población. Cada vez, la demagogía política incrementa el descontento popular y pone en riesgo la democracia que a muchos países les ha costado sangre. El incremento del abstencionismo en las elecciones de un país que es catalogado como ejemplo de la democracia, evidencia que la misma se encuentra en riesgo y que se gobierna en beneficio de grupos con poder económico y que representan a la minoría de los paises.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *