Otra Vez la Violencia

La íntolerancia se cobró una víctima fatal. Otra vez en nuestra vida democrática. Todo el arco político reaccionó, como es de esperar, repudiando el hecho y reclamando la identificación de autores materiales y responsables políticos. También, por cierto, la UCR con una Declaración institucional y, a través de entrevistas periodísticas concedidas,  por el Presidente del Partido, Ernesto Sanz.

La tarea judicial, en tanto, parece avanzar a paso seguro y la fiscal a cargo decidió separar a la Policía de las responsabilidades de investigación.

Ahora bien, en el plano político, ¿ tiene sentido preguntarse cuánta influencia tiene, en los episodios que padecimos, la ausencia de democracia interna en el Justicialismo y en el Movimiento Obrero?
Efectivamente, es legítimo  hacerlo porque la falta de representación de las minorías las obliga a recurrir a la movilización como único recurso para hacer oir su voz y, muchas veces, los que monopolizan la representación sindical reaccionan con violencia. En el Justicialismo, Partido que la única vez que los afiliados participaron en la elección de su candidato a Presidente fue hace veinte años como resultado del impulso democratizador de Alfonsín, cuando algún dirigente expresa una disidencia, la probabilidad de que ocurran en su distrito problemas impensados aumenta de manera significativa.

Por ello – además de abandonar su lenguaje blindado, agresivo y provocador- el Gobierno debe cumplir los acuerdos internacionales y los preceptos constitucionales para garantizar, efectivamente, la democracia sindical.

Los argentinos no se merecen seguir viviendo como rehenes de la violencia. Tampoco, como señaló Sanz,  de las amenazas de Hugo Moyano, Secretario General de la CGT y, al mismo tiempo, titular del Partido Justicialista de la Provincia de Buenos Aires.

6 opiniones en “Otra Vez la Violencia”

  1. Coincido 100% pero esas minorias a las q se hace referencia hace 15 años encontraron como forna de hacerse oir este tipo de protestas.
    Y el gobierno, que no puede reprimir pq dice ser “progresista” encuentra en la burocracia sindical, un complice que ayuda con la represion a las minorias!
    se deben encontrar de manera urgente canales de dialogo que detengan la constante escalada de la violencia social!

  2. Muy buen informe Jesús. Es lamentable vivir, o mejor dicho sobrevivir, entre tanta violencia provocada increiblemente por el gobierno.

  3. Espero que nuestro centenario partido esté realmente preparado para enfrentar el enorme poder sindical, en caso de ser gobierno a fines del 2011. Desde que empecé a votar, en octubre de 1983, y escuchaba a Raúl Alfonsín su certero discurso sobre el acuerdo sindical-militar, y luego viví los paros generales de Saúl Ubaldini, me preocupa mucho ese poder desmedido, hoy francamente emparentado con la violencia. A esta altura creo que Ubaldini, al lado de Moyano, era un nene de pecho. Si la UCR llega a ser gobierno el año que viene, sola o acompañada, debe reformular seriamente muchas cosas: no se trata de ser como las bestias, sino de sobrevivir entre ellas.

  4. Muy buena nota Jesus. No existe democracia interna dentro del sindicalismo porque el duo sindicalismo/ gobierno no estan dispustos a repartir el poder concentardo en el que a diario trabaja el martimonio presidencial. Critican a viva voz practicas pasadas, pero la “obediencia de vida” la exigen y sufren Intendentes y gobernadores para poder cumplir en sus Distritos. Creo que al matrimonio presidencial se les fue de las manos el control de una porción sus aliados sindicalistas expertos en generar disturbios con sus grupos de choque, que desestabilizan no solo la paz social, tambien cualquier gobierno que no sea de su signo y lo preocupante es que estamos en peligro de que esta escalada progrese.

  5. Desde el 2001 los que protestan en la calle no tienen, en la mayoría de los casos, una representación de los partidos mayoritarios. Por eso quedan en manos de fuerzas no democráticas compuesta por el abanico de izquierda delirante. ¿Qué hace la oposición no peronista con ese problema? ¿cómo recoge y canaliza esas demandas? ¿porqué deja a esa población en manos de la no democracia? Saludos,

    Norman

  6. Jesús querido, llegaron al gobierno y se cargaron dos muertos el primer día, se fueron y dejaron un tendal de 33. Uds tienen condiciones morales para hablar de la violencia? Además queres meter a Moyano en la misma bolsa. Tanto les duele que él fue de los primeros que denunció lo de “La Banelco”. O les duele más que mientras uds ajustaban los sueldos y jubilaciones, él estaba luchando junto a los trabajadores? Por que le podes decir lo que quieras a Moyano, pero animate a decir todo esto a los trabajadores de su gremio a ver que piensan.
    Puede ser que siguen siendo oposición por derecha?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *