Categorías
Informes AGN

Obras en Córdoba sin rendición de cuentas de fondos nacionales

Tres grandes proyectos en Villa María, Villa Nueva, La Carlota y otros municipios de Córdoba fueron gestionados a través del ENINDER con fondos del ex Ministerio de Planificación y la Jefatura de Gabinete, sin que existiera control alguno sobre su uso y destino.

El Ente Intermunicipal de Desarrollo Regional (ENINDER) se creó en el año 2000 como entidad civil sin fines de lucro y –tras la firma del Pacto de Saneamiento financiero y fiscal entre la provincia de Córdoba y los municipios— quedó constituido como ente autárquico público. Fue fundado por representantes de los municipios de Villa María, Villa Nueva, La Carlota, General Dehesa, Las Perdices y Alejandro Roca, en ejercicio de la facultad que les otorga la Constitución Provincial para constituir organismos intermunicipales con el fin de realizar obras y actividades de interés común. Al cierre de la auditoria en 2012, el ENINDER agrupaba a 51 municipios – a fin de 2015, luego de sucesivas bajas, a 44.

La AGN auditó transferencias de fondos destinadas a financiar tres proyectos del ENINDER –remodelación del Anfiteatro de Villa María, construcción del Puente Villa María-Villa Nueva, y obras de pavimentación urbana y rural— por un total de $183,8 millones (una muestra que representa 91% del total de fondos transferidos).

Las Unidades de Ejecución Nacional (UEN) involucradas fueron la Jefatura de Gabinete de Ministros y tres dependencias del Ministerio de Planificación Federal: la Subsecretaría de Obras Públicas –que envió más de la mitad de los fondos auditados (63,71%)—, la Subsecretaría de Coordinación de Obra Pública Federal, y la Dirección Nacional de Vialidad.

De los 51 municipios miembros, solo 12 recibieron transferencias en el período, tres de los cuales concentraron 85% del total: Villa María (61.5%), Villa Nueva (13%) y La Carlota (10.5%).

La auditoría demoró dos años y ocho meses, debido a que la Subsecretaría de Coordinación de Obra Pública Federal tardó siete meses en responder consultas de la AGN y a que se debió acudir al Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 4, Secretaría N° 7 del Dr. Ariel Lijo, para obtener acceso a documentación que era retenida por los auditados.

Como observación general, la AGN señala que las UEN consintieron que la gestión de los fondos nacionales transferidos estuviese a cargo de un ente cuya operatoria no está alcanzada por el control de ningún organismo nacional, provincial, o municipal. Esta situación cobra particular relevancia en la obra de construcción del puente Villa María-Villa Nueva debido a que la Dirección Nacional de Vialidad efectuó el envío de fondos directamente a la cuenta bancaria del ENINDER.

El informe observa que el ENINDER adjudicó obras bajo modalidades de contratación poco transparentes y por montos que superaban los precios promedio de mercado. Se destacan en este punto las obras de pavimentación adjudicadas por el ENINDER a la empresa Tecnología y Construcciones SRL por $105,6 millones (58% del monto total auditado). Fueron dos proyectos: el primero se adjudicó directamente a Tecnología y Construcciones SRL y el segundo fue ganado por la firma en un concurso de precios sin publicidad. Los fondos provinieron de la Subsecretaría de Coordinación de Obra Pública Federal y de la Subsecretaría de Obras Públicas respectivamente. Un análisis de costos llevado a cabo por el equipo de auditoría determinó un sobreprecio promedio de 140% en el valor por cuadra de estas obras.

El informe detalla también irregularidades en los plazos y la documentación de avance de las obras en general, con retrasos en 80% de las obras auditadas sin justificación; y un incumplimiento en 60% de las obras con respecto a la obligación de emitir certificados aún cundo no hubiera avance de obra. En las obras a cargo de Tecnología y Construcciones SRL, el ENINDER informó a los municipios avances de obra aún no alcanzados: es decir, cobró por adelantado trabajos aún no realizados, generando excedente financiero. Pese a las demoras e irregularidades, ninguna UEN accionó los procedimientos previstos en los reglamentos de rendición de cuentas.

La intermediación del ENINDER, quien a su vez subcontrató a terceros para llevar a cabo las obras, costó a los municipios entre 1,9% y 6,2% de los montos erogados, comisión que fue incluida en los montos pactados con las UEN.

Ver informe completo de la Auditoría General de la Nación, Resolución 129/2016.

3 respuestas a «Obras en Córdoba sin rendición de cuentas de fondos nacionales»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.