Los Diferentes Bicentenarios

173550_gd chile La envidia, es sabido, se parece al colesterol. La hay de dos tipos: buena y mala. Yo sentí de la buena cuando vi a todos los Presidentes constitucionales de Chile, dos socialistas y dos demócrata cristianos de la Concertación y el reciente Presidente electo de derecha, en la misma foto agitando una bandera de su país. Qué diferencia con el festejo de nuestro Bicentenario, donde los gobernantes no fueron  capaces de compartir la común condición de ciudadanos de la Nación Argentina que festejaba sus doscientos años de vida.

3 opiniones en “Los Diferentes Bicentenarios”

  1. Tuve la misma sensación que vos cuando vi la foto. Y por cierto que los chilenos han padecido dictaduras y enfrentamientos tanto o más terribles que las que soportamos nosotros. Lo mismo puede decirse de Uruguay. Da como para preguntarse en qué punto del camino nos desorientamos de un modo tan grave…
    Un abrazo.
    P.D.: me gustó la analogía del colesterol y la envidia.

  2. Es una foto interesante y buena para la democracia chilena, que enseña el grado de madurez de los actores historicos ante su Bicentenario. Ademas queria acotar que resido en Bolivia ,El presidente Chileno( Derecha) INVITA al Presidente Boliviano ( Izquierda), Ha participar de los actos celebrativos, recalco esto porque Chile y Bolivia no tienen relaciones diplomaticas desde la guerra del pacifico del siglo pasado donde Bolivia perdio su territorio maritimo.( ambos mandatarios se reunieron y por primera vez desde de aquel acontecimiento belico ingresa a Chile una representacion del Ejercito Boliviano, al pais trasandino en actos oficiales) Hay viento de cambio en America del sur
    Es una señal para adentro y para los vecinos; nosotros como andamos en casa , creo que nos falta mucho por hacer…

  3. Hola: Los casos de Uruguay y Chile muestran los resultados de países donde el sistema político funciona razonablemente con partidos bien establecidos. En nuestro caso, el movimientismo y los liderazgos providenciales e individuales – no institucionalizados- genera las situaciones que debemos superar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *