Ferrobaires operó bajo condiciones inaceptables de seguridad y no fue penalizado

Ferrobaires
“Ex depósito de locomotoras en Tolosa, donde el equipo de auditoría halló estacionadas las cuatro formaciones TALGO IV importadas de España – 7/8/14″

Ferrobaires incumplió con tareas de mantenimiento que garantizaran un nivel mínimo de seguridad en la operación. La CNRT reportó graves incumplimientos pero el Estado Nacional concedente no aplicó penalizaciones ni concretó un acuerdo de devolución de la concesión firmado en 2007. Estas y otras conclusiones surgen del informe aprobado el 1/7 por la AGN sobre la gestión de la concesión ferroviaria en el período 2010 a 2013.

En 1992 el Estado Nacional concesionó a la Provincia de Buenos Aires el servicio interurbano de pasajeros correspondiente a su jurisdicción. Desde entonces, una serie de cambios burocráticos y decretos de emergencia ferroviaria obstaculizaron su pleno funcionamiento. En 2007 se acordó la devolución de los servicios concesionados al Estado Nacional, pero no fue instrumentada. Finalmente en 2015 –luego de cerrada la auditoría recientemente aprobada— las líneas ferroviarias de la Argentina volvieron, por ley, a la órbita del Estado Nacional.

El informe se centra en los controles ejercidos por la Comisión Nacional de Regulación de Transporte sobre Ferrobaires, ente autárquico dependiente de la Agencia Provincial de Transporte de la Provincia de Buenos Aires, a cargo de la operación de las líneas concesionadas en el período auditado (2010 – 2013).

Sin inventario

Una de las primeras observaciones se relaciona con el descuido de los bienes recibidos en concesión y destaca que Ferrobaires ni siquiera formalizó el inventario requerido. Por su parte, la Administración de Infraestructuras Ferroviarias, sociedad del Estado Nacional, incumplió con la obligación de confeccionar un registro unificado y actualizado del material rodante ferroviario, tal como dispuso en 2008 la Ley de Reordenamiento Ferroviario.

Se comprobó que faltaban materiales y que la flota tenía un desgaste significativo: según informó la CNRT, de las 863 unidades de material rodante con las que contaba el operador en 2014, sólo 8% estaban en servicio activo.

Vías y trenes presentan alto grado de deterioro

Por otra parte, el operador no había alcanzado los estándares mínimos de mantenimiento, lo que condujo a un deterioro acelerado del material rodante y la infraestructura de vías. Tanto es así, que el operador no prestó la totalidad de los servicios de transporte comprometidos en los convenios vigentes.

En los servicios que sí operaron, Ferrobaires incumplió reiteradamente obligaciones referidas a Prácticas Operativas, lo que –sumado a la falta de mantenimiento— dio lugar a un entorno riesgoso de operación. Las consecuencias de estas falencias se plasmaron en una serie de descarrilamientos, siendo el ramal empalme Lobos-Bolívar el más afectado.

Descarrilan trenes importados de España en 2011

Especial atención merece el caso del corredor Plaza Constitución – Mar del Plata, puesto en servicio en julio de 2011 con cuatro unidades TALGO IV adquiridas en España en el marco de un acuerdo internacional. Un año más tarde, luego de que dos de ellas descarrilaran, fueron retiradas y el servicio nuevamente suspendido. La importación  –por un total de 8,5 millones de euros— había sido previamente auditada por la AGN, quien en el informe resultante (Res. N° 203/12) advirtió sobre la falta de estudios técnicos que permitieran establecer si las formaciones eran adecuadas para la infraestructura de vía sobre las cuales correrían. Es decir que el Estado Nacional realizó inversiones que asignó a Ferrobaires –aun cuando había acordado cuatro años antes que la concesión debía ser devuelta—, y además no tuvo la precaución de asegurarse que esas inversiones estaban bien direccionadas. Más aún, luego de retirar las unidades TALGO IV de servicio, la Secretaría de Transporte las estacionó en un depósito sin custodia.

Inacción del Estado Nacional

En el período auditado no se aplicó ninguna sanción y la Secretaría de Transporte no ejerció la facultad de rescindir la concesión, aun luego de reiterados y graves incumplimientos de Ferrobaires señalados por la CNRT.

Atendiendo a las inversiones que el Estado Nacional ha comprometido recientemente en el sector ferroviario, la AGN recomienda implementar medidas para resguardar los nuevos bienes y usarlos de modo económico, eficaz y eficiente, para garantizar a futuro un servicio de transporte de pasajeros en condiciones adecuadas de calidad y seguridad operativa.

1 opinión en “Ferrobaires operó bajo condiciones inaceptables de seguridad y no fue penalizado”

  1. ¿Cuál es su opinión acerca de la política económica del gobierno?. ¿Está de acuerdo con el ajuste de tarifas de luz, gas, transporte y aguas?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *