La agenda de la Internacional Socialista

Fue muy interesante el encuentro en Cartagena con colegas de partidos políticos socialistas, socialdemócratas y laboristas provenientes de más de cien países de los cinco continentes. En mi caso, junto con Lilia Puig -parlamentaria del MERCOSUR y Presidente de la Convención Nacional de la UCR- fuimos en representación del radicalismo.

Con Lilia Puig junto a Rafael Michelini de Uruguay e Isabel Allende de Chile, con quienes comparto el honor de haber sido elegidos vicepresidentes de la Internacional Socialista.

El contexto global presenta varios desafíos en el camino a un mundo con paz, igualdad y solidaridad, tema sobre el cual versó el Congreso de la Internacional Socialista. Hay más riqueza, pero la desigualdad es cada vez mayor (ver este post y este otro). Hay menos guerras entre Estados, pero crecen los conflictos armados civiles y el terror fronteras adentro, lo que conduce a muchos habitantes a la muerte o a recorrer la incierta ruta del refugiado, en un mundo que comienza a levantar nuevos muros y a desarrollar conductas xenófobas.

Un símbolo de los logros que se pueden alcanzar cuando se busca la cooperación en lugar de la confrontación, fue la elección de la sede del Congreso en Cartagena con el Partido Liberal Colombiano como anfitrión. Se aplaudió el histórico Acuerdo de Paz alcanzado el año pasado entre el gobierno de Juan Manuel Santos -a cargo del discurso de apertura– y las FARC, señalando este como el camino de resolución de conflictos.

En esta materia se aprobaron dos importantes resoluciones, una con respecto al Genocidio Armenio, donde la Internacional Socialista reafirmó su disposición a trabajar con los partidos miembros de Armenia y Turquía para facilitar una mesa de discusión que propicie el reconocimiento turco del Genocidio Armenio y alcanzar así una reconciliación entre ambos pueblos. Por otra parte, se aprobó una resolución sobre Venezuela exhortando al Presidente Nicolás Maduro a cumplir los acuerdos de la Mesa de Diálogo -facilitada por la UNASUR, el Vaticano y tres ex presidentes democráticos -, referidos a la apertura del canal humanitario, la liberación de los presos políticos, el reconocimiento a la autonomía de los poderes y la celebración de los procesos electorales establecidos en la Constitución, en pos de una “solución política y pacífica a la grave crisis por la que atraviesa Venezuela”.

En los tres días que duró el encuentro se aprobaron también varias declaraciones, la primera de ellas sobre la cuestión palestina. La Internacional Socialista -que tiene entre sus miembros a partidos políticos de Israel y de Palestina- resaltó varios puntos en el más discutido de los documentos del congreso: reafirmó la solución de los dos Estados que pone fin a la ocupación israelí y garantiza la autodeterminación del pueblo palestino; demandó a Israel implementar de forma completa la Ley Humanitaria Internacional, levantar el bloqueo ilegal contra los 2 millones de palestinos en Gaza (y liberar los presos políticos), y poner fin a la discriminación a la población no judía de Israel; llamó a apoyar a los sectores progresistas israelíes (como Btselem y Breaking the Silence) así como a grupos de la sociedad civil palestina y organizaciones internacionales, todos ellos resistidos por el gobierno de Israel; finalmente, convocó a los países que aún no han dado su reconocimiento al Estado de Palestina dentro de las fronteras de 1967, a hacerlo, en especial a aquellos conducidos por partidos miembro de la Internacional Socialista.

Otra de las declaraciones versó sobre las restricciones judiciales a líderes políticos de América Latina, donde se expresa preocupación por el aumento de causas judiciales motivadas por razones políticas en la región, solidarizándose en particular con individuos de los partidos miembro que representan oposición a los gobiernos de sus países, tales como Rafael Filizzola (Presidente del Partido Democrático Progresista en Paraguay) y Samuel Doria Medina (Presidente del Frente de Unidad Nacional en Bolivia).

La región latinoamericana ocupó un lugar protagónico en este encuentro en el que se eligió al chileno Luis Ayala como Secretario General, con otras dos declaraciones: una en favor de la descolonización e independencia de Puerto Rico (frente a avanzadas recientes de los Estados Unidos), y otra en apoyo a México dada la hostilidad del presidente Donald Trump hacia ese país. La Internacional Socialista condena la decisión de construir un muro de frontera y promueve la formulación de una postura común de la región en defensa de México.

Además de los temas específicos, hubo consenso en discusiones más generales como el desarme y la reducción del gasto militar, el fin de los refugios fiscales y todo flujo ilícito de divisas, la solidaridad con los migrantes, la denuncia del populismo y la impugnacion de los partidos de extrema derecha.

La Internacional Socialista se ubica tradicionalmente como fuerte defensora de las Naciones Unidas. Ahora, con uno de sus miembros en el puesto de Secretario General -el ex Presidente de Portugal, António Guterres, quien presidió la Internacional Socialista durante varios años-, el congreso llamó a la ONU a reforzar las capacidades de alerta temprana y prevención de conflictos, a mantener la paz y brindar asistencia humanitaria especialmente para refugiados y migrantes por causa de guerras.

En un mundo que se encierra, los ámbitos globales de consenso son preciados. El papel de la Internacional Socialista en este contexto está bien expresado en uno de los documentos aprobados en Cartagena:

Junto con nuestra base moral, los valores y logros también reconocemos la naturaleza única y valiosa de la Internacional Socialista como un amplio foro mundial de partidos que puede proveer esperanzas a pueblos a través del globo. Nosotros mostramos humanidad y corazón al creer en un mundo mejor. Creemos que las personas tienen el poder de cambiar el mundo por un camino de virtud. En estos tiempos difíciles creemos en un nuevo pacto y un nuevo contrato social a escala global. Ahora, más que nunca, creemos en nuestra unidad, la seguridad que nuestra voz será escuchada y el compromiso a cambiar para mejor las vidas de nuestra humanidad común.

5 opiniones en “La agenda de la Internacional Socialista”

  1. Jesus segun lei hemos recuperado un rol en la IS. También, entiendo que si bien es en tu persona, es un reconocimiento al Radicalismo dejando atrás la solicitud de sanción sobre la UCR de un organismo tan caro a los radicales de la RA. Un abrazo.

  2. Jesus quizás sea posible establecer una agenda sindical en la IS, un espacio de intercambio de la visión socialdemócrata. Estuve charlando el tema con gente de la UGT (España) y el PSUruguay y mostraron interés, cuando nos veamos te voy a recordar este tema para explotarlo.

  3. ESTIMADO JESÚS:
    CONSIDERO QUE EL RADICALISMO ARGENTINO DEBE ABANDONAR LA INTERNACIONAL SOCIALISTA. COMO HASTA LA DÉCADA DEL ´90, DEBEMOS ASUMIR EL ROL DE OBSERVADORES, Y NO MIEMBROS PLENOS, TANTO DE LA INTERNACIONAL SOCIALISTA COMO DE LA INTERNACIONAL LIBERAL. NUESTROS PARTIDO TIENE RAÍCES HISTÓRICAS PARTICULARES QUE IMPIDEN UNA IDENTIFICACIÓN TOTAL CON UNA FILOSOFÍA POLÍTICA SOCIALDEMÓCRATA O LIBERAL, PERO AMBAS TENDENCIAS CONVIVEN EN SU PENSAMIENTO. DESDE EL MANIFIESTO DE LA UNIÓN CÍVICA A LOS PUEBLOS DE LA REPÚBLICA, NUESTRO IDEARIO SE BASA EN “destruir el funesto sistema de la opresión oficial, buscando el restablecimiento de las instituciones, la honradez gubernativa, la libertad del sufragio y el respecto a la autonomía de los municipios y de las provincias. Las personalidades eminentes de su seno debían inclinarse ante ese programa y prestarle acatamiento.” EL PRIMER GOBIERNO DE YRIGOYEN SOSTUVO QUE NUESTRO PROGRAMA ERA “CUMPLIR LA CONSTITUCIÓN NACIONAL”. EN FIN: SE TRATABA DE UN CLARO REPUBLICANISMO DEMOCRÁTICO, QUE NO TENÍA DEFINICIONES EN LO ECONÍOMICO, EN CUYO SENO PUEDEN CONVIVIR TENDENCIAS POLÍTICAS LIBERALES, SOCIALISTAS Y NACIONALISTAS.
    LO SALUDO ATENTAMENTE,

    JOSÉ LUIS BUTTAZZONI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *