El día que América Latina volvió a respirar democracia

Hace 35 años América Latina comenzó a respirar nuevos aires democráticos.

El 30 de octubre de 1983, con el triunfo electoral de Raúl Alfonsín, se terminó la dictadura en Argentina. En ese momento, nuestro país era un islote en un continente de autoritarismos. Alfonsín marcó el camino para que, en los años subsiguientes, Uruguay, Brasil, Paraguay y Chile también adoptaran formas de gobierno democráticas.

El reconocimiento a la figura de Alfonsín -muy presente en estos días de conmemoración de la elección del ’83- abarca a todo el espectro político y demuestra que la perspectiva histórica hace justicia a la enorme contribución de un líder político que priorizó los derechos humanos con valentía y a contramarcha de muchas corrientes de la época.

Estuve brindando mi visión sobre Alfonsín en la TV Pública (video arriba) y en Tarde para nada, el programa de radio de María O’Donnell:

También participé, ayer por a tarde, en la Asociación del Personal de los Organismos de Control (APOC) y a la noche en el programa de TV Los Leuco.

El lunes estaré en Cada noche, el programa de TV de Graciela Fernández Meijide.