Regreso al futuro

Recibí una perla histórica de parte del Profesor Fernando Rocchi, con quien compartí un panel en el ciclo conmemorativo de los 100 años de la primera presidencia democrática que dictó la Universidad Torcuato Di Tella.

Se trata de La obra del gobierno radical, un filme de comunicacion política que circuló antes de las elecciones presidenciales de 1928.

Si bien el Archivo General de la Nación no contiene información sobre los realizadores del documental, la académica Irene Marrone -quien se ha dedicado a la investigación de imágenes a lo largo del tiempo- lo atribuye a Cinematografía Valle, una de las más importantes productoras de la época del cine mudo en la Argentina.

En su libro, Imágenes del mundo histórico, Marrone explica que el filme “está construido sobre la base de un montaje de imágenes de archivo previas a 1928 intercaladas con carteles escritos y organizado de acuerdo con un guión narrativo. Especula que, además de Valle (“quien efectivamente construyó el texto”), hay “un responsable político del discurso fílmico, posiblemente el comité de campaña que trabajó para la proclamación de la fórmula radical Yrigoyen-Beiró en las elecciones del 1ro de abril de 1928.”

El filme impresiona por la cantidad de imágenes de la época que contiene y por el discurso que se va leyendo en esas características placas del cine mudo, transportando al espectador desde la lucha de la Unión Cívica Radical en defensa de sus ideales (“en las tristezas del destierro y en las tinieblas de la prisión”), hacia el triunfo de Yrigoyen el 12 de octubre de 1916 cuando “la aurora de una nueva era iluminó el país”. A partir de allí, el documental – que tiene una duración de aproximadamente cuarenta minutos- despliega las imágenes que evidencian los resultados de las políticas públicas de los gobiernos radicales de Yrigoyen y Alvear que llevaron a la modernización politica, económica y social de nuestro país.

La figura de Yrigoyen se repite a lo largo del documental en dos imágenes que, por su persistencia y composición, logran con éxito lo que hoy los publicistas llamarían “recordación de marca”. Sobre este aspecto Marrone resalta que la elección de las imágenes no es inocente sino que reafirma el liderazgo de Yrigoyen frente a dos públicos distintos: con su “clásico vestuario austero y campechano” llega a su audiencia principal, la clase trabajadora; mientras que con “levita y moño blanco en el estilo de fina etiqueta” se posiciona para representar una Argentina prestigiada y reconocida en el concierto internacional.

Me resultó muy interesante observar a través de esta ventana histórica una porción de la campaña que dio lugar al segundo mandato de Yrigoyen, e imaginarme el efecto que habrá tenido el filme en una época en que las imágenes en movimiento todavía causaban asombro y envolvían a la audiencia en un halo de excitante modernidad.

3 opiniones en “Regreso al futuro”

  1. Muy buen material, gracias
    el Prof. Fernando Rocchi a quien tengo la suerte de conocer desde muy chico, militaba en el recordado local de la calle Gorostiaga en la vieja 17°, que conducía el Diputado Gonzalez Pastor.

  2. BUEN DÍA, ESTIMADO CORRELIGIONARIO, SERÍA IMPORTANTE DIFUNDIR ESE CORTO EN LOS COMITES, EN PRINCIPIO Y LUEGO EN DIVERSAS ASOCIACIONES PARA TODA LA CIUDADANÍA EN GENERAL Y LA JUVENTUD DE TODAS LAS IDEOLOGÍAS PARTIDARIAS.

  3. Lo visto me reafirma, la opinión sobre LA LIGA DE LAS NACIONES, el retiro de la misma y el “VETO” DE LOS 5 GRANDES ACTUAL.
    LAMENTABLEMENTE, NO SE MENCIONA, el proyecto de la JUBILACIÓN UNIVERSAL, resistida por lo trabajadores europeos, que opinaban, “para que dejar parte de nuestro salario, en un país, que mas adelante dejaremos, para retornar a nuestra paria” El BANCO AGRARIO y etcetc en esa época ARGENTINA OCUPABA EL 8° LUGAR ENTRE LOS PAÍSES DEL MUNDO ¿?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *