Crisis Energética: Los Desafíos y los Consensos Imprescindibles

o_crisis-energetica-300x280 Estimaciones confiables señalan que, en el mundo,  alrededor de 2400 millones de personas dependen de la biomasa ( madera, ramas, hierba y estiércol) como fuente combustible y que cerca de 1600 millones carecen de acceso a la electricidad.

Al mismo tiempo se verifica una asimetría geográfica en el mercado ya que los países del NAFTA y Europa, juntamente con China, Japón y la India consumen dos tercios del suministro total de petróleo y disponen de sólo el 8 % de las reservas mundiales. En materia de gas, en tanto, esos mismos países consumen alrededor de la la mitad del total y disponen de alrededor del 9 % de las reservas.

Estos datos serían suficientes para llamar la atención sobre un tema relevante a escala global. Así, el problema de  la llamada seguridad energética, que en el pasado sólo hacía referencia a la noción de acceso, hoy se ha complejizado  y adiciona la idea de la diversificación de las fuentes.

En el caso de nuestro país el problema se agiganta por los déficits que hemos acumulado en la última década. De ahí que constituya un hecho auspicioso que el Radicalismo haya organizado recientemente el Foro de Política Energética para el Desarrollo Sustentable con la participación de desta  cados especialista de nuestro Partido, de otras fuerzas políticas y expertos independientes.

En ese Foro quedó demostrado que la Nación requiere la formulación de un Plan de largo plazo técnicamente factible, financieramente viable y ambientalmente aceptable por los ciudadanos; que debemos recuperar la producción nacional de hidrocarburos, en persistente decadencia desde 1998 en el caso de petróleo y desde 2004 en el caso del gas; que la industria refinadora debe operar en niveles de eficiencia competitiva; que el diseño de una estrategia de inversión en nuevas centrales eléctricas significa adoptar políticas públicas proactivas y que la definición de una estrategia nucleoeléctrica debe coordinar las capacidades de científicos, tecnólogos, instituciones públicas y empresas.

El encuentro sirvió para demostrar que el Radicalismo es un actor político dispuesto a trabajar en la construcción de  los consensos imprescindibles para abordar los Desafíos Políticos, Económicos y Ambientales de la década que se inicia en el Sector Energético.

3 opiniones en “Crisis Energética: Los Desafíos y los Consensos Imprescindibles”

  1. No acepto ni aceptaré como radical de corazón y principios, que la politica energetica pase por los “personajes” nombrados y referenciados en esta nota. No podemos adoptar politicas de mercado para la energía nacional, como no podemos abrir la puerta de quienes fundieron este pais y formaron parte de la dictadura, mientras no referenciemos a quienes llevaron y llevan adelante el pensamiento irigoyenista en este tema, seremos funcionales a la derecha economica, no dejemos de lado nuestro ideario. Gustavo Callejas es un lujo para nuestro partido en esta materia, solamente avizorando futuros “negocios”, se puede ignorar a quien mas claramente representa hoy nuestro pensamiento historico, mamado junto a Conrado Storani, “el ruso” karakachoff, y tantos hombres de la historia de nuestra UCR. VOLVAMOS A LAS FUENTES, VOLVAMOS A IRIGOYEN, MOSCONI, LEBHENSONN, CONRADO, ETC,ETC.

  2. El titulo de la nota habla de los desafíos y los consensos imprescindibles a la hora de encargar una política pública en lo que al sector energético se refiere. Al hablar de una política de estado es importante intercambiar ideas y opiniones con los integrantes de distintas fuerzas para que, justamente, esa política de estado sea duradera en el tiempo y no se borre con el codo lo que otro escribió con la mano.

    Estuve presente en el foro, y me pareció ver al Ing Calleja junto a muchos otros históricos del sector entre los asistentes. La posibilidad de hacer preguntas a los expositores fue algo que realmente enriqueció el debate y donde todos pudieron despejar sus dudas.

    Soy, como muchos de los que siguen este blog y como dice el correligionario más arriba, radical de corazón y principios. Y a los grandes nombres de la historia radical que menciona quisiera agregarle el de Roque Carranza, un socialdemócrata que supo ser fundador de Renovación y Cambio junto a Storani y Alfonsín y también el fundador del Instituto de la Energía Gral. Mosconi, institucion que coorganizo la actividad y fue a su vez una ferrea defensora del patrimonio nacional en la avanzada menemista de los 90s.

  3. Estoy de acuerdo con Damián. Pienso que la piedra angular para el diseño de políticas de estado es el consenso, y que el descartar opiniones basándonos en los emisores constituye un riesgo terrible: nos puede dejar con una visión muy acotada sobre cualquier problema.

    En cuanto al Foro propiamente dicho, me parece que fue un gran paso para el planteo de la situación, pero que muestra que el camino por recorrer va a ser largo; planteado el “¿qué?”, habrá que ver si entre todos podemos hallar el “¿cómo?”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *